johann mergenthaler marca nacional

Perfeccionar e ir con calma: Johann Mergenthaler sobre la Moda y la pandemia

Johann Mergenthaler habla sobre el pasado, presente y futuro (posible) de la Moda en México, considerando los aprendizajes durante la pandemia por COVID-19.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on print
Share on email

Los archivos_del_aislamiento_ son un ejercicio creativo que busca la documentación y el repositorio tanto de nuestras visualidades como de nuestras experiencias durante el confinamiento ocasionado por la precaución ante el COVID-19.

El mapeo resultante ocasionará un expediente gráfico de nuestras actividades y pensamientos durante la aparición del virus.

Johann Mergenthaler es Fundador y Diseñador de Marca Nacional, Director de Diseñando México 32, Director de la agencia de modelos Paragon y Director Creativo de Mercedes-Benz Fashion Week Mexico City.

Dirección creativa: Daniella Feijóo
Dirección editorial: Alejandro López y Eduardo Limón

Acento: ¿En qué momento nos encontramos hoy dentro de la Moda nacional?

Johann Mergenthaler: El modelo que conocíamos de industria de la Moda ya no era ni es sostenible. Es una locura. Comprar, comprar, comprar colecciones; estar produciendo por producir; precios exhorbitantes; materiales altamente contaminantes… Esto tenía y tiene que cambiar. Es un momento de transformación.

Tenemos que cambiar el modelo.

johann mergenthaler marca nacional moda

Acento: ¿Qué has accionado para participar de esta revolución?

Johann Mergenthaler: Impulsar Marca Nacional. Un proyecto de Moda que dirijo bajo los preceptos de una reforma en la industria. No hay género y no hay temporadas. Eso es clave, porque veo a mis colegas en la necesidad de producir y producir grandes colecciones, y a veces eso ni siquiera se vende.

Por ejemplo, para Marca Nacional también ha sido fundamental cambiar los materiales de producción. Fue una locura buscar todos los insumos. Y triste. En México no nos fue posible encontrar alguien que esté haciendo productos orgánicos o sostenibles; tuvimos que llegar a Guatemala para colaborar con The New Denim Project, que a partir del desperdicio textil hace nuevas telas. Pero hacia allá vamos.

Marca Nacional tiene 4 prendas: una chamarra, una playera, un pantalón y una camisa, que son súper-reciclaje. Parten del desperdicio para poder reactivar los textiles.

Asimismo, la idea se sostiene en los básicos; en prendas esenciales para vivir. Un uniforme para el obrero creativo, me gusta llamarlo. Todo en un mismo color: azul. Es un tema de simplificar el vestir. Y algo muy interesante es que, a pesar de ser las mismas estructuras, se ven muy distintas en cada persona.

Otro punto importante es que, a pesar de que la gente cree que debe gastar miles y miles por una prenda, algo que aquí sobresale es la personalidad. Marca Nacional nace como un proyecto para todos. El tema de los precios es complejo, porque yo quería competir con costos tipo Coppel, pero no es del todo posible cuando quieres cuidar condiciones de trabajo en la industria textil y calidad en las prendas. Falta mucho, pero hacia allá vamos. Mientras, debemos seguir preguntándonos quién hace nuestra ropa y bajo qué condiciones la hace.

Acento: Desde esta postura, ¿qué opinas sobre las rebajas y las ofertas, como mecanismos más allá de supervivencia, sino de renovación de inventario?

Johann Mergenthaler: No los tengo considerados nunca. Estos nacen de la sobreproducción. Y Marca Nacional sólo produce lo que se va a vender. Y así también nos mantenemos en un precio justo.

Acento: ¿Hacia dónde crees que se dirige hoy la conversación de la Moda en México?

Johann Mergenthaler: Todo el mundo empieza a hablar de esta consciencia sobre el planeta. Sobre lo artesanal y la conexión con el país. Sobre los compromisos de trabajar con lo que hay aquí, de cerca. Lejos de esta lógica donde los editores viajan muchas veces al año para ver colecciones. Donde los medios independientes pueden trabajar con una libertad capaz de tirar tronos editoriales que ya no pueden ni deben ser replicados.

johann mergenthaler archivos del aislamiento

Acento: ¿Esto te ha traído algún conflicto, siendo también Director Creativo de Mercedes-Benz Fashion Week en México?

Johann Mergenthaler: Cuando hice el desfile de Marca Nacional muchos diseñadores se molestaron. Dijeron que no podía poner ahí mi postura; ser juez y parte del sistema. Yo digo que sí. Que la crítica y el poder de cambio debe venir desde dentro.

Trabajo porque haya más diseñadores que hagan lo que Marca Nacional. Porque, aclaremos, no somos ni los primeros ni los únicos con esta postura.

Acento: ¿Qué ha traído esta urgencia de salud al escenario de la Moda?

Johann Mergenthaler: Esta pandemia fue un freno de mano para la industria. Para reflexionar que mucho de lo que hacemos no nos va a llevar a nada. Para comenzar otro reto que, a la larga, valdrá mucho.

Es tiempo para revisar el pasado. Antes veías en México los guardarropas, y nuestros padres y abuelos tenían muchas menos prendas. Ropa que valoraban realmente. Ropa para el diario y ropa para ciertos códigos sociales, sin más. No una sobresaturación que termina contaminando.

Acento: ¿Qué marcas mexicanas identificas como aquellas dignas de pensarse y revisarse por sus propuestas?

Johann Mergenthaler: Bárbara Sánchez-Kane puede gustarte o no, pero tiene una forma distinta e interesante de expresar. Yo la pienso mucho. También está ahí María Ponce; alguien joven con un proyecto muy fuerte. También Mancandy, amigo de hace mucho tiempo, es alguien que se adapta y sabe sobrevivir. Carla Fernández, obviamente.

Hoy vivimos una nueva etapa. Casi una revolución. La cual nos va a cuestionar absolutamente todo. Tristemente, muchas marcas no van a sobrevivir, pero muchas otras van a consolidarse y compartir nuevas formas de hacer.

johann mergenthaler fashion week mexico

Acento: ¿Qué ves en el ecosistema actual de la Moda? ¿Qué ves en los diseñadores que sufren la pandemia?

Johann Mergenthaler: Hay un fenómeno muy interesante en México, que viene desde la formación educativa de la Moda –y que debemos cambiar, pero ése es tema para otra ocasión–. Hay gente muy joven saliendo de las escuelas y queriendo hacer una marca. Antes, para ese proceso, los diseñadores se experimentaban y perfeccionaban con otros. Ahora, se ha perdido esa práctica y esa compartición de conocimientos. Mi generación, por ejemplo, que empieza a cumplir 10 años, obvio ya sabe mucho, pero si hubiera aprendido con alguien más, hubiera funcionado mejor. Hoy, la mayoría de los jóvenes sigue descuidando eso.

Entonces, hoy es momento para bajar los egos y revalorar lo que se está haciendo en ese sentido. Pensar si de verdad se tiene una propuesta, un buen producto, una institución, un nombre, una comunidad… algo detrás. Si no hay una marca que pueda soportar este momento, quiere decir que no era tan fuerte y que eventualmente iba a romperse.

El mercado allí está, sólo hay que dar calidad y saber dónde estamos. Perfeccionar, capacitar e ir con calma. Hay que re-apuntar.

Da clic.archivos

CONTENIDO RELACIONADO:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest