Los tenis más famosos de la historia

Los tenis más famosos de la historia

¿Cuáles han sido los tenis más famosos de la historia? Seguro has tenido más de un par de estas leyendas en tu clóset y, tal vez, no sabías su importancia.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on print
Share on email

Desde los primeros zapatos de goma hasta los Yeezy, los sneakers no han parado de transformar nuestra historia. Para nombrar los tenis más famosos de la historia, volvamos a aquellos años en que los modelos largos eran para mejor soporte, los más ligeros eran para corredores y un largo etcétera. Cuando los tenis casuales pertenecían a un nicho muy específico y no había apps para comprar los más extraños del mundo. Esa época en que nuestros padres los encargaban del “gabacho” y se sentían reyes del mundo por traer un colorway dificilísimo de encontrar.

Los tenis más famosos de la historia están en nuestra memoria, gracias a que los usaba alguno de tus tíos y te parecían horribles, porque hoy son objetos de culto –debido a la fiebre sneakerhead de los últimos años– o porque ahora son inspiración para nuevos modelos. Quizás también, y con algo de suerte, porque tuviste alguno de ellos a lo largo de tu vida. Son famosos porque cambiaron la manera en que entendíamos el uso de los tenis y aportaron innovaciones que hoy se disfrutan mucho.

Nike Air Force 1

 

1982 fue el comienzo de la legendaria silueta que se ganó el apodo de “Uptowns” en las canchas de baloncesto en New York y que comenzó la cultura de los tenis tal y como la conocemos hoy. Éste fue el primer calzado de basket que usó la tecnología “Air”.

Vans Checkerboard

 

El slip-on más famoso de la historia. Apareció en la pantalla grande en “Fast Times at Ridgemont High”. y su diseño estaba inspirado en los diseños que los niños dibujaban en sus zapatillas.

New Balance 574

 

Diseñado como una zapatilla deportiva, el New Balance 574 es un tenis que oscila entre la figura típica del universitario, el outfit clásico de papá y el estilo normie contemporáneo. Sus formas y texturas han inspirado desde 1988 un sinfín de modelos.

Onitsuka Tiger Corsair

 

¿Sus líneas y colores te recuerdan algo? Seguro. A los Nike Cortez. Y pues resulta que este modelo fue el que Bill Bowerman y Phil Knight modificaron  y añadieron las innovaciones de Nike para lograr esos otros tenis que tanto amamos. Sin estos Tiger, seguramente la marca del swoosh no habría sido lo que es ahora. Ni ésa ni otras que recuperaron el espíritu de esta figura.

Adidas Superstar

 

El primer tenis de basketball hecho con cuero. Una revolución total que logró desbancar a los Converse; tanto por el uso como por la gran puntera de goma. Un modelo que más tarde se haría un protagonista de la cultura popular, gracias a Run-DMC. ¿Quién no recuerda haber deseado en su adolescencia unos “tenis de concha”? Un clásico merecedor de estar entre los tenis más famosos de la historia.

Converse Chuck Taylor All Star

 

El zapato deportivo estadounidense por excelencia. De hecho, en su momento, éste fue el único tenis de baloncesto y usarlos era como traer la chaqueta de cuero más impresionante de toda la escuela. Una leyenda que data de 1934, cuando la marca decidió renovar su clásico modelo inspirándose en el basquetbolista más famoso de la época.

Nike Dunk

 

El ícono de la cultura street que terminaría gobernando a la industria del tenis. Sin más palabras para esta bestia del diseño que causó, entre muchas otras emociones, el origen de robos y crímenes debido a su posesión.

Gucci Tennis ’84

 

Fue 1984 cuando una marca de lujo intentó por primera vez salir al mercado con un modelo de sneakers. Una silueta premium en tanto a materiales y producción, que marcó el inicio de un taxonomía distinta entre los usuarios.

Reebok Ex-O-Fit

 

Su relevancia no sólo se basa en que introdujo el uso de velcro, sino que se convirtió en un producto influyente en la cultura de zapato casual que conjugaba la moda del estilo de vida fitness con las tendencias vistas en el calzado juvenil.

Air Jordan 11

 

Sabemos que los Jordan por sí solos fueron una gozada y un paso futurista. Pero en 1995, cuando Tinker Hatfield diseñaba este glorioso par, el universo estaba a punto de ser re-escrito. ¿Charol en una zapatilla de baloncesto? Una locura. Pero la idea influyó tanto que hasta la fecha el material es una consideración básica de cualquier proceso de diseño.

A Bape Ape Bapesta

 

No toda la historia se escribió en el siglo XX. Fue en 2002 cuando este modelo, a leguas una copia del Nike Air Force 1, llena de colores y texturas loquísimas, se hizo ultrapopular y logró un muy buen número de ventas. Lo cual hizo repensar a Nike las decisiones sobre el diseño de su clásico y catapultó el nuevo boom de éste entre nuestra generación.

Reebok x Chanel Instapump Fury

 

Fue en 2001 cuando esta leyenda, que jamás se lanzó al mercado, apareció en la pasarela de Chanel. El logotipo de la maison y su propuesta de formas maximalistas lograron entonces algo que no teníamos del todo en el radar: la colaboración entre una marca deportiva y otra de alta costura. Asimismo, esto supuso la proto-génesis de los ugly sneakers en el fashion system.

Puma Suede

 

La lista de los tenis más famosos de la historia estaría incompleta sin los Pumas Suede. En 1968, estos tenis se volvieron legendarios después de que el olímpico Tommie Smith se convirtiera en el primer hombre en correr 200 metros en menos de 20 segundos. El mismo que llevó sus Suedes al podio y levantó su enguantado puño en protesta por la desigualdad racial, como Black Panther. Años más tarde, el Suede se convirtió en un elemento básico de la indumentaria hip-hop y un signo para el breakdance.

Nike Air Foamposite

 

En 1997 los tenis o se hacían de cuero o de malla o de gamuza. O todo a la vez. Pero entonces Nike decidió experimental con un material sintético completamente diferente, el cual fuese liviano, flexible y no se arrugara. Un material que comienza líquido y termina con la apariencia de un ser espacial. Toda una revolución que guió el “ahora” de los tenis. Quizás en su momento no fueron muy populares, pero su tiempo llegó y el legado se recibió.

Nike Air Max 90

 

En 1990, Nike lanzó otro Air Max después de que el primero se volviera sumamente popular. La cámara de aire aún visible, pero seccionada en la entresuela permitió un mayor rendimiento al correr. Asimismo, su arquitectura posmoderna, su lettering salvaje y su técnica de color-blocking replantearon las estéticas del calzado deportivo durante la última década del siglo XX.

 

**

Nota: No incluimos ni los Air Max 1 ni los Air Jordan 1, porque… pues… para qué decir lo obvio, ¿no crees?

CONTENIDO RELACIONADO:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram