santa maría la ribera

Santa María la Ribera, breve radiografía de la primera colonia que expandió la Ciudad de México

La Santa María la Ribera fue la primera colonia de la Ciudad de México que expandió la mancha urbana al poniente, más allá de sus límites originales.

La Ciudad de México cuenta con barrios y colonias que datan desde hace dos siglos y continúan siendo tan representativos como lo fueron en sus inicios. Ése es el caso de Santa María la Ribera, una colonia que ya es uno de los lugares obligados a visitar en la gran urbe.

Desde 1861 Santa María la Ribera aparecería en el mapa moderno de la Ciudad de México; sin embargo, el surgimiento de esta colonia fue un efecto colateral de las calzadas principales trazadas por los mexicas en la antigua Tenochtitlan. La calzada México-Tacuba es la que corresponde en cuanto a cercanía con Santa María la Ribera.

La creación de la colonia se deriva por igual de los efectos de las Leyes de Reforma, respecto a la adquisición y venta de terrenos, en las cuales se eximía de impuestos por un periodo de 5 años a quien adquiriera o vendiera hectáreas. Esto facilitó el desarrollo de la Santa María y de su vecina, la colonia San Rafael al noroeste del centro de la capital.

Desarrollándose en siglo XIX junto con la Roma y la San Rafael, Santa María la Ribera fue una de las primeras colonias modernas que surgió en la Ciudad, provocando la primera gran ampliación de los límites de la actual megalópolis.

Sus emblemas arquitectónicos

La colonia cuenta con distintivas construcciones en sus calles que conjugan la arquitectura del siglo XIX y del XX posindustrial y revolucionario, así como otras edificaciones que, por su arquitectura, son motivo de visita nacional e internacional:

Kiosco Morisco

Santa María la Ribera kiosco morisco
De Tyrv en Wikimedia

Este ícono de la Santa María La Ribera, fue diseñado a finales del siglo XIX por el ingeniero Juan Ramón Ibarróla. Consta de un diseño neo-árabe con columnas de hierro que sostienen su cúpula, en cuya punta yace un águila, que se dice era de oro (ahora bronce); su base octagonal constaba de un piso de mármol que a finales de la década de los 2000 fue remplazado por piezas de madera.

En un principio se encontraba en la Alameda Central y con motivo del centenario de la Independencia fue trasladado por órdenes de Porfirio Díaz, a petición de los mismos habitantes de la Santa María a esta colonia.

Museo Universitario del Chopo

Santa María la Ribera Museo del Chopo
De GAED en Wikpedia

Fue construido entre 1901 a 1905 en el mandato del presidente Porfirio Díaz. Su estructura metálica fue fabricada y diseñada en Alemania por Bruno Möhring, con un estilo art nouveau y su construcción estuvo a cargo de Luis Bacmeister en México; además, cuenta con vitrales que dejan ver los interiores del museo.

Ocupó el título de Museo Nacional de Historia Natural de 1911 hasta 1973, para que en 1975 fungiera —hasta la fecha— como museo universitario.

Casa de los Mascarones

Santa María la Ribera Mascarones
De Martiktoluca en Wikipedia

Esta construcción data del siglo XVIII. Se trataba de la propiedad del conde José Diego Hurtado de Mendoza Peredo y Vivero. Su arquitectura es producto de la época colonial, con detalles en piedra como rostros de querubines —los cuales le dieron su nombre popular—.

Ha sido sede temporal de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM de 1941 a 1954, así como de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales hasta 1957; además, allí fue fundada la Escuela Nacional Preparatoria No. 6.

La Santa María la Ribera en la actualidad

Actualmente la zona de Santa María la Ribera atraviesa por un proceso de bonanza económica y turística, gracias a la instauración de medios de transporte como el Metrobús Buenavista de la Línea 1, la estación Buenavista de la Línea B del STC-Metro, el Tren Suburbano, seguido de su cercanía con el centro de la Ciudad de México. Las vialidades Eje 1 Norte Antonio Alzate y Avenida Insurgentes propician una fácil conexión con distintos puntos de la ciudad.

La construcción del centro comercial Fórum Buenavista también es motivo de este efecto colateral en la colonia. En los alrededores de la alameda del Kiosco Morisco , cadenas de restaurantes con conceptos artesanales, nacionales e internacionales como Tlacoyotitlán, Kolobok, María Ciento38, entre otros, han tenido un fuerte auge.

Esto, como consecuencia, atrae a la ciudadanía y ha orillado a que la colonia mantenga un actividad más comprometida con sus espacios públicos con mucho mayor vigilancia, alumbrado en las calles y un largo etcétera.

Compartir

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en linkedin
LinkedIn

Síguenos en

Lo más leído

Suscríbete a nuestro Newsletter

Las historias de la semana que vale la pena leer.

SIGUE LEYENDO

RELACIONADOS