Ermenegildo Zegna Otoño Invierno 2021 habitaciones

Preguntas por la habitación desde Ermenegildo Zegna

Ermenegildo Zegna Otoño Invierno 2021 es una colección que aborda la moda desde la detallada penetración a nuestras vidas en aislamiento.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on print
Share on email

Ermenegildo Zegna Otoño Invierno 2021

Espacio y pensamiento están intrínsecamente ligados. Si acaso se llegara a dudar, podríamos revisar la relación que estableció, por ejemplo, Heidegger con su cabaña en las montañas de la Selva negra, al sur de Alemania. Un hogar que, de hecho, se convirtió en una suerte de refugio y posibilitador para las ideas del filósofo más importante del siglo XX. Fue gracias a este lugar y lo que le rodeaba —cielo, pendientes, valles y paisajes en general, con sus propias criaturas—, que la obra intelectual del pensador adquirió peculiares verbos, palabras, reflexiones, metáforas, formas y propuestas. Debido a dicho ecosistema, es que sus libros e investigaciones adquirieron el «ritmo» que tanto les caracteriza. Que cambió la historia de las humanidades y marcó la manera en que se dice la filosofía desde entonces.

A diferente escala y a raíz de distintas ópticas —o soluciones—, las esferas creativas hacen lo propio en este tiempo de re-ubicación y re-emplazamiento para todos nosotros. Un momento que, atravesado por la pandemia de Covid-19, nos hizo mirar (y entrar en profundo entendimiento) con nuestros espacios habituales. La moda no podía —ni debía— quedarse atrás. Durante el confinamiento, en mayor o menor medida, nuestras casas han sido permanentes compañeras de diálogo. Dadoras de sentido, sea cual sea su metraje. Y nuestra indumentaria, a ojos del diseñador o el director creativo, no podía tener otra alternativa más que fundirse en nuestras circunstancias de pensamiento y acción. Algunas veces en escapismo absoluto; otras, mimetizándose con los movimientos del paisaje.

Para su colección The (Re)Set, Ermenegildo Zegna —bajo el mando de Alessandro Sartori—, ha abordado la moda desde la necesaria y detallada penetración a nuestras vidas en aislamiento. Y es a raíz de su propuesta que, entonces, las preguntas por la habitación (en tanto acto de habitar) se desencadenan en la moda. Que la reflexión no sólo se centra en qué vestimos, sino para qué y cómo lo hacemos. Lo cual nos dirige, sin remedio, a preguntar qué y dónde estamos habitando.

Se habita el género

A varios sorprendió la presencia de cuerpos femeninos en la colección de Zegna; sin embargo, ¿no es el género otro tipo de habitabilidad en sí y por sí? Uno que, de hecho, se ha desdibujado bastante durante el confinamiento —aunque no se originó en él—, puesto que nuestras representaciones no podrían seguirse dando en el canon de lo binario al ser en un habitáculo extremadamente íntimo. Zegna no sumó modelos femeninos a su propuesta; hizo que ésta evidenciara la mudanza entre géneros, de lo privado a lo público y viceversa.

Ermenegildo Zegna Otoño Invierno 2021 cuerpos
Foto: Zegna / Cortesía

Se habita el hogar

Una de las más contundentes visibilidades que trajo el film para esta colección de Zegna es la de los espacios domésticos. Aquellos a los que fuimos devueltos y que nos han exigido desde entonces, repensar en sus dimensiones, utilidades y seguridades. Sobre todo, esos que hoy no se despliegan más allá de los 18 metros cuadrados en las megalópolis y que, por ende, deben ocuparse con la mayor comodidad posible.

Se habita la naturaleza

Aunque ésta sea cambiante y se entienda ya entre las formas de la arquitectura, los movimientos inherentes de nuestras prendas y los pasos de luz natural a través de ventanas e intersticios insospechados. Se habita el goce del afuera desde un interior seguro. El FW 2021 de Zegna presenta prendas para nuevos habitats y otras formas de entender o asentar nuestros entornos.

Se habitan nuevas reglas

Es decir, interiorizamos y volvemos centrales las normas de una realidad que nos mantendrán presuntamente protegidos. Indudablemente, el vestido tendría que cambiar para ello. Zegna privilegia entonces siluetas para uso en interiores, pero que bien dialogan con las lógicas del exterior o incluso las entrelazan. Asimismo, la firma italiana nos hace preguntarnos por los recursos y las manos que se encargarán de nuestra ropa; por ello, su propuesta de trabajar con lo pre-existente adquiere total sentido.

Ermenegildo Zegna Otoño Invierno 2021 modelos
Foto: Zegna / Cortesía

Se habita lo público

En el filme, es llamativa la forma en que los cuerpos se alejan del espacio privado. Lo suficiente como para poder estar en contacto de nuevo con el exterior, pero apenas lo necesario como para no ponerse en riesgo. Y es a partir de estas nuevas coreografías y trayectos, que Zegna propone una colección que marca la distancia, anuncia las direcciones, ostenta el abrigo (el resguardo) y transmite tranquilidad.

Se habita el futuro

Y es por ello que una firma con tanta tradición como lo es ésta, decide expandir sus normas, sus códigos, para dar comienzo al nuevo diseño. Al vestir del hombre contemporáneo. O se entra de lleno al mañana, se toma el espacio del porvenir, o simplemente no se hace. Porque ya no hay vuelta atrás.

CONTENIDO RELACIONADO:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram